tituloBlog

Blog de Postgrados de Educación


15
Noviembre
2016

Vygotsky y la Educación Actual

Seminario de Lev Vygotsky noviembre 2016

Vygotsky y la Educación Actual

La profesora Dra. Natalia Gajdamaschko, miembro del Equipo de Investigación de Educación Imaginativa de la Unviersidad de Simon Fraser B.C. Canadá y experta mundial en la teoría de Lev Vygotsky, visitó nuestro país para impartir un Seminario a los alumnos del Magíster en Creatividad e Innovación Pedagógica de la Facultad de Educación y Ciencias de la Familia de la Universidad Finis Terrae. Además dictó una conferencia abierta al público sobre Vygotsky y la Creatividad y finalizó su visita con un taller de Evaluación Dinámica.

Su presencia y entrega de conocimientos sin duda fue crucial para entender en profundidad la teoría educativa de Vygotsky, la cual no siempre ha sido bien entendida en el mundo occidental.

Es importante señalar que ésta actividad se enmarca en las conmemoraciones por los 120 años de su natalicio, realizadas en diversos países en todo el mundo.

 

Vygotsky y la mediación

Con respecto a la mediación, uno de los elementos centrales de su teoría. La Dra. Gadjamaschko enfatizó en el hecho de que la psicología de Vygotsky pondera la actividad del sujeto, y éste no se concreta a responder a los estímulos, sino que usa su actividad para transformarlos. Para llegar a la modificación de los estímulos el sujeto usa instrumentos mediadores. Es la cultura la que proporciona las herramientas necesarias para poder modificar el entorno; además, al estar la cultura constituida fundamentalmente por signos o símbolos, estos actúan como mediadores de las acciones.

La influencia del contexto es determinante en el desarrollo del niño; por ejemplo: un niño que crece en un medio rural, donde sus relaciones solo se concretan a los vínculos familiares va a tener un desarrollo diferente a aquel que esté rodeado por ambientes culturales más propicios. El niño del medio rural desarrollará más rápido su dominio corporal y conocimientos del campo; el del medio urbano tendrá mayor acercamiento a aspectos culturales y tecnológicos.


Relación entre aprendizaje y desarrollo

Para Vygotsky el pensamiento del niño se va estructurando de forma gradual, la maduración influye en que el niño pueda hacer ciertas cosas o no, por lo que él consideraba que hay requisitos de maduración para poder determinar ciertos logros cognitivos, pero que no necesariamente la maduración determine totalmente el desarrollo. No solo el desarrollo puede afectar el aprendizaje, sino que el aprendizaje puede afectar el desarrollo. Todo depende de las relaciones existentes entre el niño y su entorno, por ello debe de considerarse el nivel de avance del niño, pero también presentarle información que siga propiciándole el avance en sus desarrollo. En algunas áreas es necesaria la acumulación de mayor cantidad de aprendizajes antes de poder desarrollar alguno o que se manifieste un cambio cualitativo.

Esta compleja relación hace referencia a la categoría “Zona de Desarrollo Próximo”, definida por este psicólogo como “la distancia entre el nivel real de desarrollo, determinado por la capacidad de resolver independientemente un problema, y el nivel de desarrollo potencial, determinado a través de la resolución de un problema bajo la guía de un adulto o en colaboración con otro compañero más capaz”. En este análisis se puede apreciar el papel mediador y esencial de los maestros en el proceso de la enseñanza-aprendizaje y del desarrollo infantil. Si bien éste es uno de los conceptos más divulgados de Vygotsky, es importante señalar que él sólo se refiera a la “Zona de Desarrollo Próximo” en seis oportunidades, considerando que realizó cientos de publicaciones.

El hombre es un ser biológico, psicológico y social y, por lo tanto, sería absurdo desconocer sus particularidades biológicas, pero las mismas no constituyen determinantes de lo que un sujeto pueda llegar a ser o no. Todo ello ha sido ya científicamente demostrado por múltiples investigaciones. Si el niño se desarrolla en el proceso de apropiación de la cultura material y espiritual que han legado las generaciones precedentes, resulta pues fundamental esas condiciones de vida y educación en las que este proceso transcurre y que están históricos, sociales y culturalmente condicionados.

El niño nace en una etapa histórica determinada y, por lo tanto, en un mundo de objetos materiales y espirituales culturalmente determinados; es decir, su medio más específico está condicionado por la cultura de su medio más cercano, por las condiciones de vida y educación en las cuales vive, y se desarrolla, no se trata de un medio abstracto y metafísico. El medio social no es simplemente una condición externa en el desarrollo humano, sino una verdadera fuente para el desarrollo del niño ya que en él están contenidos todos los valores y capacidades materiales y espirituales de la sociedad donde está viviendo que el niño, él mismo ha de hacer suyas en el proceso de su propio desarrollo.

Siendo ese niño un ser que está en permanente actividad, son los adultos a quienes les corresponde actuar de manera responsable sobre él, propiciándole todas aquellas potencialidades y pueda alcanzar su propio desarrollo a través de su propio aprendizaje.

Con esta perspectiva se concibe que los adultos y compañeros más avanzados se constituyen en los “otros”, mediadores fundamentales que, siendo portadores de los contenidos de la cultura, promueven a través del proceso interpersonal, que el sujeto se apropie de esos contenidos.


Vygotsky y la imaginación


Una de las teorías más interesantes desarrolladas por Vygotsky es la que se refiere al desarrollo de la imaginación y creatividad del individuo. En primer lugar, Vygotsky no divorcia la imaginación de la realidad, es más sostiene que ésta necesita de la realidad para desarrollarse de manera adecuada. Es por esto que un niño no puede ser más imaginativo que un adulto, pues el niño aún no comprende a cabalidad el significado cultural de los conceptos asociados a su creación.

También, al conectar lenguaje y pensamiento, plantea que un niño que no ha desarrollado el lenguaje aún, tampoco ha desarrollado su capacidad de imaginar. Ésta aparece en el momento en que comienza el juego simbólico, él cual es absolutamente necesario estimular y preservar para luego introducirlos en la lectoescritura.

 

Sin duda, la teoría educativa de Lev Vygotsky es tremendamente alternativa e innovadora para la actualidad. Si bien él escribió e investigó durante la primera mitad del siglo XX resulta impresionante el darse cuenta cuán novedosa resulta su propuesta en una educación muy marcada por teorías como la de Piaget y sus estadios de desarrollo.

 


Publicado el: Martes, 15 Noviembre 2016

Háganos sus comentarios

Usted está comentando como invitado.